Antes de que comience el pasado fin de semana largo, los fanáticos de La Renga no se imaginaron que el grupo realizaría de manera sorpresiva dos recitales. Por esta razón, fueron pocos los afortunados que vieron a Chizzo, Tete y Tanque sobre el escenario.

El viernes, la banda se presentó en la Cuarta Reunión Anual de las Viejas Huestes, en el Parque Avellaneda, para homenajear a Riff. El escenario fue montado en la Chacra de los Remedios y también participaron grupos como Chevy Negra, The Jack y Guachos Rabiosos.

La Renga abrió con “Viva Pappo”, “Born To be Wild” y “Profanador de Tumbas” (cumpliendo con la consigna de que cada banda toque algún tema de la banda de Pappo).  El cierre fue con “Hey hey my my” y “Arte Infernal”.

Sin embargo, el fin de semana no terminaba para la agrupación de Mataderos. El domingo comenzó a correr el rumor entre los seguidores que iban a volver a tocar de manera sorpresiva en el Motofestival Navideño. Y al final sucedió.

El evento solidario se realizó en el partido de Malvinas Argentinas y el ingreso era un alimento perecedero o un juguete. “La razón que te demora”, “Panic show”, “Tripa y corazón” y “El final es en donde partí”, fueron los temas que les regaló Chizzo, con un gorro de Papa Noel en la cabeza, a la comunidad motoquera, de cual ellos también forman parte.

Con estos shows inesperados, la banda cerró un gran 2017 donde volvieron a tocar en Capital Federal, después de 10 años, llenando en seis ocasiones el estadio de Huracán. Si no aparece un nuevo recital sorpresa, La Renga dio por finalizado un nuevo año.

Sobre El Autor

"Nuestro futuro depende de cómo entendamos el pasado"

Artículos Relacionados