Código G vuelve a los escenarios y estuvimos hablando con Gustavo (baterista) sobre la actualidad de la banda, el under local, el mercado de la musica y el porvenir del conjunto.

  • ¿Cómo fueron los primeros pasos en la música?

“Tuve la suerte de encontrarme con la batería alrededor de los 15 años, mediados del 94, recuerdo el año porque en esa época en Villa Regina (mi ciudad de origen) no había salas de ensayo. Armamos una banda de metal con amigos y en esa época nos había “volado la cabeza” una banda que marcó un antes y un después, una banda de vanguardia que fue Death, en ese momento había lanzado el Individual Thought Patterns (Patrones de Pensamiento Individuales) y también conocimos los otros discos anteriores como Human. Discos de vanguardia, para mí, los 90 fue una década de vanguardia en el death metal, en el trash, heavy metal incluso. Nosotros éramos adolescentes en esa época, crecimos con estos géneros. Armamos Claustrofobia, mi primer banda, grabamos dos demos, el segundo fue el mejor a mi gusto, en el año 96 que se tituló Introducción a la fuga. En Villa Regina se escuchaba mucho death metal, como Morbid Angel, Decide, Malevolent Creation, Obituary, bien de vieja escuela.

En el 98 me fui a La Plata y me integre en el 2001 a una banda que se llamó Inside Dreams (Dentro de los sueños). Esa banda estuvo más orientado al gothic metal con integrantes de Villa Regina y unos amigos de Tierra del Fuego, fue una de las mejores experiencias que tuve en la vida, debe ser porque toque uno de los estilos que más me gustan, que es el gothic metal, con influencias de Paradise Lost, My Dying Bride, Sentenced, etc. Ahora prácticamente esta extinto el género, pero en esa época fue una revolución. Con la banda tocamos hasta el 2010, que fue para mí la época más productiva, desde el punto de vista musical.

En el 2014 me vine para Tandil y comencé a tocar con conocidos, como Peces del Infierno hasta que me encontré con los chicos de Código G y comenzamos en el 2015 (a fines de ese año).

  • ¿Cómo se formó Código G? ¿Qué estilo de música hacen?

“En esa época conocí a Leandro Gariba y el me presento a sus amigos músicos, ahí lo conocí a Marco Pintore (Marky), Nico Garabelo (Santaolla para mi). Empezamos a tocar con Leandro en el bajo, Marky en la guitarra y Gera en la voz (primo de Marky), con él somos los más grandes de la banda, tenemos la misma edad (42 años). A partir del 2015 hicimos fechas en el Excursionistas, en Perdón Ramón, en La Pacha, La Compañía, Bartolomé Bar y también en Barker en Amnesia Bar. Después Leandro se fue porque estaba en Presión y en Por si las Moscas Band y siguió su camino. Nosotros empezamos en un periodo de inestabilidad y recién ahora pudimos establecernos con un bajista fijo. Por un tiempo estuvo Ariel y luego llego Mariano, él se adaptó rápido a la banda porque ya venía de una banda de metal. Es buen músico y buena persona, ya con eso basta.

Con respecto a la banda en general, lo positivo es que somos una banda de amigos. Me eh dado cuenta que si no sos amigo en una banda no funcionan bien las cosas, tocar con amigos es un placer, eh tocado con conocidos pero no funciona, muchos problemas de ego y demás, es como decía Chuck Schuldiner con Death, cuando le preguntaron porque cambiaba siempre de músicos y él dijo “porque hay gente que tiene problemas personales y lo lleva a la banda”. Por eso está bueno tocar con amigos, se entiende cuando uno de la banda tiene un problema y lo apoya. Ahora estamos enfocados y vamos para adelante, a seguir ensayando y tocar. Siempre espero con ansias al día del ensayo.

Código G es una banda de hard rock, tanto británico como americano. A mí me gusta más el hard rock americano, por una cuestión rítmica, por los estilos de batería, como la forma de tocar de Tommy Lee (de  Mötley Crüe) también me gusta Eric Singer de Kiss, Tico Torres también que fue batero de Ozzy y de Bon Jovi. Obviamente que la escuela británica es muy buena, con Led Zeppelin, Deep Purple, Yes, etc. Me gusta más el americano por la forma y el estilo de batería. Nosotros hacemos temas propios de hard rock.”

Código G (Gera, Marky, Gusta, Marian)

3- ¿Qué artistas son tus influencias? ¿Y qué bandas?

“Influencias de todos los estilos tengo, a todos los bateros les robo algo (risas). Debe ser por hecho de tocar la batería que les prestó atención a todos los bateros de todos los estilos. Hay bateristas buenos en el pop, en el metal, en el punk, en el trash, en el death, gothic, hardcore, etc. Me ha pasado que hago un arreglo de batería que después capaz que lo escucho en INXS y queda bien. Martin Carrizo tiene esa política, hay un tema que se llama Casería que es un tema del disco Temple de Walter Giardino y Carrizo hizo las baterías. La canción empieza con un rulo de batería, ese arreglo de batería que hizo Carrizo lo saco de un tema de Phil Collins, nadie lo va a poder creer a eso. Igualmente él lo afirma y explica que en la introducción es la misma que la de Phil Collins, pero que cambia los golpes para que quede un tema de heavy metal. Eso es lo que tiene ser abierto en la música, tenes recursos y esos recursos son inagotables. De todos los estilos te puedo nombrar un baterista que me gusta. Parafraseando a Carrizo, cuando estas tocando y el tema que tocas te sugiere un arreglo, ese arreglo puede ser de otro estilo. En cuestión de que bandas lo mismo, escucho de todo.”

  • ¿Que críticas tenes del under local?

“Para mí, más allá que no es mi estilo y no me gusta pero es positivo, además lo respeto por ser una novedad, que son estas nuevas formas de rock urbano que están llegando a Tandil, que son propias de la escuela indie de La Plata. Lo que yo estoy viendo es que están surgiendo muchas bandas de ese estilo, por ejemplo Toboganes a Marte (más allá que tiene sus años en la escena), también Las Muertes, en este último caso en la voz, no en el estilo (que es punk). Estas y más bandas tienen un estilo de indie rock de la escuela platense. Si uno va a La Plata te vas a dar cuenta que ese estilo es bien de ahí, yo lo vengo escuchando del 2005, cuando viví en la ciudad de las diagonales. Valoro mucho ese aspecto del under local, que son nuevas formas de rock urbano y que están dando cuenta en una renovación de la música, además esas bandas hacen temas propios que en Tandil no es un dato menor.

Lo que no me gusta del under local es que hay una cultura por el tributo. Tandil objetivamente visto de afuera, es una especie de cuna del rock. También, luego de que vino el Indio Solari (en su primera vez) fomento esta idea de que la ciudad es rockera. Cuando uno va a otras ciudades y dice que es de Tandil, enseguida te dicen que es una ciudad rockera y demás, que para mí es verdad, es una ciudad  rockera, hay muy buenas bandas y buenos músicos, lo digo yo y lo dice gente que viene de afuera. Cuando digo que es positivo que hay bandas en la ciudad que hacen temas propios y no es un dato menor, me refiero a que tendría que ser algo obvio que una banda haga sus temas. Pienso que la cultura del tributo lo que está demostrando es una decadencia que hay en la cultura musical, para mi viene por ahí. En este caso de Tandil no sé si esta cultura del tributo responde al mercado, creo que ninguna de las bandas tributos de acá viven de la música. Lo puedo entender de las bandas tributo que viven de la música, como Séptimo Día, para poner un ejemplo. Tampoco estoy de acuerdo pero entiendo que es una lógica del mercado y por ahí a los tipos les alcanza para vivir.

A mí me parece que la música es mucho más noble que imitar, la música es creatividad, es originalidad, es imaginación, es composición, es emoción, es un arte demasiado sublime. Tengo amigos y conocidos que hacen tributo, yo los respeto igualmente, pero no estoy de acuerdo. Para mi ser músico es mucho más superior que hacer tributo, menos puedo entender que haya bandas que estén muchos años haciendo tributo y se consideren músicos, si pueden ser buenos instrumentistas. Ser músico exige creatividad, crear tu propio producto, la música es producto de la imaginación, de la creatividad, etc. La cultura del tributo es una manifestación de una decadencia general de la cultura y de la música en particular.

En el tema de lugares para tocar en la ciudad, para mi pasa que los dueños de los boliches están dispuestos a abrir las puertas a las bandas de rock, en tanto y en cuanto esa banda genere un ingreso al boliche, por eso tocan las bandas tributos. El dueño del boliche acá en Tandil no le interesa la cultura del rock, es un empresario, es un comerciante y tiene mentalidad capitalista, por lo tanto, como pasa en Paca, que por lo general tocan bandas tributos, tiene una lógica porque meten muchas personas y el empresario le conviene, yo por ese lado lo entiendo. Lo que yo no estoy de acuerdo es que esa cultura a veces es muy despiadada con las bandas que hacen temas propios. Por ejemplo, un boliche de acá te cobra tres mil pesos para abrirte la puerta y eso me parece una estafa, no solamente una falta de respeto al músico sino también una estafa, porque uno puede hacer un negocio con el dueño del boliche donde terminen ganando los dos, un arreglo justo. Pero se han acostumbrado al músico a tratarlo como si fuera un empleado y esta la cultura de querer cubrir los costos con el músico, y eso es lo que cuesta sacar, de que el músico no es empleado de nadie, además el músico también invierte plata, en los ensayos, en estar equipados, etc.

Hay que respetar un poco más al músico, una entrada la tenes que poner a $100, cuando entras al boliche y vas a la barra, capas que con $100 no te tomas ni una cerveza. Como que el músico tiene que regalarse para que después el público entre al boliche y este a merced de los precios que pone el dueño del bar. Al ser así esta política de boliche, las únicas bandas que pueden solventar todas estas cuestiones son las bandas tributo.

También veo que el municipio tiene una cierta política de persecución con los lugares donde tocan o tocaban bandas, como Bunker. Pero para mí tiene que ver con darle una imagen más turística a Tandil y además creo que a los pioneros (o a los grandes) de Tandil les molesta el rock. Todos los boliches que se orientan al rock, desde el municipio siempre le han metido palos sobre la rueda, capaz que tenes todo en regla y tenes un matafuego vencido por dos días y te lo cierran. Otra opción es que tenes cooperativas para poder tocar, como la Compañía, pero hasta las 12 de la noche, 5 minutos después de la medianoche tenes dos vigilantes del municipio en la puerta.

El tema del Roca Rock no me parece tan mal, nosotros tocamos el año pasado y estuvo bueno. Lo que no me parece bueno es que tiene una comisión que en general es impresentable y nefasta que no tienen ni idea del rock, además de que no hay ningún músico dentro de esa comisión, están acomodados ahí. Lo peor de todo que ellos eligen a los músicos y a las bandas como si fuera el programa de Tinelli, como una especie de jurado que elige con el dedo quien toca y quién no. Con requisitos como, que tenes que tener tanto tiempo tocando sino no podes tocar y hay bandas que tocan hace 10 años, y que me disculpen, pero son malas. Yo no soy el mejor músico del mundo, pero hay bandas que tocan hace 10 años y suenan mal en vivo y suben con los instrumentos desafinados. Por otro lado, hay bandas que hace 3 meses que están tocando juntos y suenan muy bien, son muy ajustados y buenos músicos, ahora, esas bandas no pueden tocar en el Roca Rock porque no tienen un año de banda. El jurado de Tinelli que hay en Roca no me gusta, son requisitos ridículos. Después el festival está bueno, porque hay muy buen sonido e iluminación, además del escenario, aparte te encontrás con conocidos del ambiente y se hace enriquecedor. Repito, no me gusta este jurado a lo Tinelli, que ninguno de ahí es músico, es como el gordo Palacios (periodista de futbol) cuando abraza a la pelota y en la puta vida pateo una pelota, osea de que hablas… si nunca pateaste un penal, bueno acá es más o menos lo mismo.”

  • Con tantos años formando parte de la música. ¿Que opinión tenes del mercado de la música en la actualidad?

“El mercado de la música hizo mierda la música. El mercado de la música destruyo a la música, eso es lo que estoy viendo. Primero desapareció la vanguardia en el rock nacional. El mercado destruyo la cultura de la revolución del rock, de la innovación, de la superación. A excepción de estos estilos urbanos que están apareciendo, que mencione anteriormente, pero son movimientos chicos y sectarios, son como muy vernáculos. Aparte de haber destruido la cultura de la vanguardia, también fomenta esta cultura del tributo en el rock. Aparte de estos puntos que menciono, también el mercado de la música destruyo el concepto de música, la cultura del disco destruyo y eso es lo peor de todo. Porque con el disco no se desaparece el formato de audio pero si desaparece el disco conceptual. Los últimos discos que salieron son discos conceptuales, la cultura del CD encerraba un concepto, encerraba una idea, tenía un contenido. Hoy en día las bandas suben temas sueltos a las redes sociales. Con el tema del sonido ahora es todo más digital, se perdió prácticamente lo analógico, se utiliza muchos programas, mucho emuladores, pero bueno, eso tiene que ver con una revolución con la tecnología del sonido.”

  • ¿Que detalles de la fecha del sábado nos podes contar?

“Bien y contentos por volver a los escenario, de hecho, es la primera vez que vamos a Rauch a tocar. Tocamos con una banda amiga, que es Patria Al Hombro. Nos llevamos muy bien, son muy buenas personas, Diego (el baterista) es el amigo del pueblo, es un tipazo, siempre tratando de que no falte nada para tocar. Tocamos con amigos porque más de una vez nos van a ver al ensayo y nosotros también. A la fecha lo organiza la novia de Marian (bajista de Código G). Vamos a tocar en una cooperativa de teatro. Se suma una banda hardcore de Azul que se llama V.A.R.D.O. Vamos a estar estrenando formación, con la incorporación del bajista.”

  • Que agenda tiene Código G para este año

“Tenemos una fecha confirmada, por ahora, para el 7 de septiembre en La Compañía. La prioridad de la banda es afianzarnos y seguir haciendo temas propios. Ver si podemos tocar con bandas amigas, que es el objetivo, no perder el ritmo del ensayo y no parar. El objetivo de toda banda es no parar. Nosotros hemos tenido épocas de inestabilidades. Por ese motivo menciono nuevamente que no hay mejor banda que una banda de amigos, para no tener o traer problemas a la banda.

Por ultimo quería agregar, que estamos muy agradecidos por espacio que nos dan tanto vos (Mathi) y Leandro. Personalmente aclarar que no hay un espacio especializado en under en esta ciudad, que no es un dato menor. Agradecer también por la difusión, no solo a nuestra banda sino a todas. Felicitarlos por difundir y bancar al under local. Uno tiene que estar agradecido y agradecer estos gestos, más que nada porque hoy en día nada es gratis. Sigan así, porque es importante. Recuerdo en la época de adolescente, estaban los fanzines, que era una especie de revista de periodismo independiente que lo hacían gente como ustedes. Es bueno que apuesten a la movida local, porque más allá de las críticas negativas que mencione, en Tandil hay muy buenas bandas, muy buenos músicos, hay nuevas tendencias, no todo es retrogrado. Y tienen que resistir, el periodismo independiente especializado en rock no tiene que desaparecer.”

Flyer oficial

Sobre El Autor

Artículos Relacionados