German Romero, reconocido en la ciudad de las sierras. Primero por ser la primer voz de Katarro Vandaliko, despues, por verlo en multiples comerciales televisivos y algunas peliculas. Hoy se lo ve participando en eventos del rock local y tambien en su amado papel de actor que tanto le gusta. Este viernes se presenta en el Teatro Bajosuelo en “Pure de Alejandro”, una obra imperdible.

  • ¿Como fueron tus primeros pasos en el arte?

“Yo siempre quise ser cantante de rock, ese siempre fue el sueño en mi niñez y en mi adolescencia. Cuando estaba en la secundaria en el año 1986, armamos una banda de Rock con compañeros de otros cursos, yo iba a Química en la escuela Técnica, la banda se conformo con Carancho en guitarra, Santi en teclados; que hacia los bajos y el Lelo en batería, yo cantaba, mal, pero hacia buen show. La banda se llamó Control Caos y debutamos en un lugar que se llamaba Berlín, creo que hicimos de soporte a Los Cinco Cretinos, mucho no me acuerdo, capaz estoy inventando. Lo que me acuerdo que rompí un pie de micrófono, pobre Marcelo Ferrari nunca se lo pagué! Hacíamos Punk Rock, una especie de Joy Division ramonero, cantado a los gritos, era interesante lo que hacíamos, pero al año y medio se fue Santi, el de los teclados y la banda cambio, ya no era lo mismo, y decidimos disolverla y hacer otra cosa.
Con los tres integrantes que quedamos más un bajista, que ahora no recuerdo el nombre, armamos Huija Rendija y esa banda sonaba, bah, después de mucho ensayo empezó a sonar, el primer año éramos bastante “chotos”, habíamos invitado a otro guitarrista, además de Carancho, y no sonábamos muy ensamblados. Recuerdo una experiencia en la FM Tandil, que fue muy traumática por lo mal que sonamos, me acuerdo, que el guitarrista que hacia los punteos renuncio, entonces quedo la formación original de Huija, Carancho, Lelo, el bajista, que no me acuerdo el nombre y yo. Nos encerramos un par de meses a ensayar, y ahí encontramos el sonido. Rock and Roll, tipo AC DC, con un cantante punk!
En el año 90 tocamos mucho, pero ese año ya sabíamos que era el final de la banda, algunos terminaban la secundaria y emigraban de la ciudad. En el último recital que fue en marzo del 1991 en el Teatro Estrada, había dos pibitos con corte Ramonero que me gritaban boludeces, y yo le contestaba desde el escenario. Fue un gran show. Cuando baje me encararon, eran Juan Papponetti y Matt Buzz, me proponían armar una banda, después se sumó “El Hepatitis” y en ahí se formó Katarro Vandaliko. Ese año empecé a estudiar teatro en la Escuela Superior de Teatro de la UNICEN que fue decisivo para mi vida.”

  • Teniendo en cuenta que fuiste el primer cantante de Katarro. ¿Después de Katarro que proyectos realizaste?

“El primer año de Katarro, en el año 1991, recuerdo que fue un gran año, tocábamos mucho, donde pintara y en paralelo estudiaba Teatro, y me fui dando cuenta que era mejor actor que cantante.
Con Katarro fue buenísimo, cerramos el año siendo soporte de Attaque 77, pero después fue un vacío total, en enero del 92 el “Epa” se pone muy de novio y se va, Juan y Matt discutían mucho y costaba avanzar, empezó a tocar el Negro Piñon en la batería, pero la cosa no andaba. Yo estaba a full con el Teatro y sentí que tenía que concentrarme en una cosa para poder crecer, en esa época trabajaba en el campo, yo pensaba: “si hago esto toda la vida voy a ser muy infeliz, tengo que ir tras mis sueños”; y en ese momento sentí que era la actuación. Por eso deje la banda y me dedique a hacer Teatro, me costaba estudiar, pero estaba en todas la obras que me ofrecían, lo que escuchaba en las clases de Teatro con desgano, lo ponía en el escenario. No era un gran alumno, era pésimo, pero cuando se prendía la luz y sentía la presencia de la gente en la platea, era orgasmico, vital para mí. Entonces sentí que yo iba a vivir de esa profesión. Actuaba, escribía y dirigía, no podía parar, hice mucho Teatro entre el 91 y el 97, y ya no me alcanzaba, me entro la curiosidad por hacer cine. En el 98 me voy a La Plata a trabajar a la Comedia de la Provincia de Buenos Aires y en el 1999 me instalo en Capital!
Mi primer laburo fue con Los Prepus en Sorpresa y 1/2, y después trabaje en varias novelas, Yago Pasión Morena fue como la que me hizo un poco conocido, hice más de cien comerciales, algún papel pequeño en alguna película, pero deje de hacer Teatro, entrenaba con algunos docentes grosos, como Marcelo Savignone, pero no producía mucho, una obra cada dos o tres años, eso a mí no me alcanzaba, eso y mi vida personal que era un desastre; por iniciación propia nomas; me hicieron caer y besar la lona. En febrero del 2013 decido no actuar más, trabajar de otra cosa y en mayo me llaman para un comercial, que acepte, me dije:” con esto me despido de la actuación”, el comercial era el de Moscardelli, que fue un éxito a nivel nacional, a partir de ese laburo me empiezan a llamar para hacer cine y tele. Y un día pude volcar todo eso que había aprendido con mi gran Maestro de actuación Marcelo Savignone, pude ponerlo arriba de las tablas, lo encontré a Gustavo Lazarte, un director tandilense que supo sacar lo mejor de mí y siento que ahí fue el gran cambio, después de 26 años de carrera me recibí de actor. En el año 2017 hice con el Flaco Lazarte Puré de Alejandro, textos de Urdapilleta que repongo este viernes 24 de enero en Bajosuelo, para mi, es una obra fundacional en mi laburo. Después el Flaco Lazarte me dirigió en 300 Maneras de escalar un muro de Marcelo Marán, Cámara Lenta de Tato Pavlovsky y Perras de Kartun, Federman, Martinez Bel y Caniglia, obra que actualmente está en cartel, los sábados en el Teatro Bajosuelo. También doy clases de Teatro, escribo y dirijo y cada tanto hago alguna película. A Tandil volví en el año 2017 y acá encontré mi revolución y mi explosión como artista, acá me convertí en un animal de teatro.”

Ph: Adrian Botella
  • Sabiendo que formaste parte de varias bandas de las primeras epocas del rock tandilense ¿Que opinión personal tenes del rock local y también nacional?

“Me encanta el rock tandilense, recién ahora los estoy conociendo más, Toboganes a Martes es una banda que siempre me gusto mucho, a Katarro la verdad que les perdí el rastro, pero me gustaron los proyectos solistas, lo que está haciendo Matt Buzz está muy bien, y lo que hace Juan Papponetti con sus Traje Desastre me parece hermoso, me hice fans de esa banda, me encantan los dos discos que tienen “A la hora señalada” y “La suma de todos los males” y en vivo suenan tremendo, después me gusta Los Nylons; es cerrar los ojos y tener a los Ramones en vivo, es la mejor banda tributo que escuché! Los Detestables que se suenan todo, pero hay mucho por escuchar todavía!!  A nivel nacional me gusta  Los Mentirosos, Acorazado Potemkin,  Sig Ragga, Los Espíritus, Los Gardelitos, Massacre, Responsable No Inscriptos son algunas de las bandas actuales que escucho.

Pero hay mucho rock nacional que me gusta, Pescado Rabioso, Los Violadores, Cassanovas, Don Cornelio y la Zona, Los Visitantes, Los Rodríguez, Catupecu Machu, Pequeña Orquesta Reincidente, Me darás mil hijos, fueron bandas que seguí y sigo escuchando. Cerati, Coleman, el Flaco Spinetta, Calamaro, Melingo lo que está haciendo en el Tango, Divididos, Sumo, como olvidarme de Sumo. Escucho mucha música. Tandil me volvió al Punk y me estoy poniendo al día gracias al Adri Lopin, productor de rock de acá, el loco es una enciclopedia, vas a la casa, te pone música y te cuenta la historia de la banda, del disco y de los músicos.”

  • Participaste en varias películas. Contanos ¿En cuáles fuiste participe y con que actores reconocidos has compartido en el cine?

“En el cine, trabaje con Diego Peretti en una que se llama Showroom que esta Netflix, hice varias pelis que por ahí no estuvieron mucho cartel. Ahora estoy esperando el estreno de EXPANSIVAS que la tiene como protagonista a la rapera Sara Hebe y me parece que va esta muy buena y una película que se filmó en Tandil que se llama El último Hombre; en las dos hice personajes secundarios y se entrenan en el 2020.”

  • Contanos los detalles de la obra de teatro del próximo viernes en el Teatro Bajosuelo y tambien su relación con el Rock

“El proximo viernes 24 de enero tengo una fecha muy especial porque vuelvo con Puré de Alejandro, textos de Alejandro Urdapilleta, para mi, es una obra especial y muy personal, yo soy un roquero que se hizo actor y esa obra habla de mí, me siento muy identificado con la obra de Urdapilleta, con su humor, su ironía y con su melancolía, es un homenaje a los 80 y a una forma de hacer. Va a ser a las 21 hs en el Teatro Bajosuelo, Rodriguez 457, única función.

Y los sábados voy a estar con Perras, que estoy con el actor, ex Prepu Pepo Sanzano, y con la dirección también de Gustavo Lazarte (cómo en Puré) es un obra que habla sobre la violencia de género y la verdad que es muy interesante el recorrido que está teniendo, se estrenó en el 2019 y ya lleva dos giras provinciales. También anduvimos en Sierra Chica en La Penitenciaria 2 y 38, y decidimos hacer temporada en Tandil, nos quedan tres sábados, es a las 21 hs. en el Teatro Bajosuelo también, está bueno ver este tipo de propuestas, el teatro nos tiene que ayudar a reflexionar, son tiempos de cambios y nosotros como artistas tenemos que acompañar ese cambio y mejorar como personas.

La verdad que son dos buenas propuestas teatrales en este verano 2020, hay que ver teatro, nos ayuda a crecer como sociedad, están todes invitados!”

Comments

comments

Sobre El Autor

Artículos Relacionados